domingo, 22 de enero de 2012

Dilma gambetea a la FIFA

http://sur.infonews.com/notas/dilma-gambetea-la-fifa

Dilma gambetea a la FIFA

Año 5. Edición número 192. Domingo 22 de enero de 2012
A 30 meses de la Copa 2014, la organización del Mundial genera tensiones políticas en Brasil.

Si bien faltan más de 30 meses para el puntapié inicial de la Copa 2014, el Mundial de Fútbol se palpita en la política brasileña. De hecho, su organización se llevó puesto a un ministro de Dilma Rousseff, el comunista Orlando Silva, que acusado de un supuesto desvío de fondos no resistió el embate de la Fifa. La máxima organización del fútbol, a traves de su secretario general, Jerome Valcke, presiona para que Brasil avance en la sanción de una normativa para facilitar las obras y el desarrollo del evento. Un tema que se inserta en un año electoral, donde las inversiones locales son una variable importante para la adhesión de municipios estratégicos. Casi sin esfuerzos, Brasil consiguió la nominación para organizar la Copa 2014, simplemente porque le tocaba a la región y era el único candidato. Para garantizar su realización, la Fifa le exigió garantías inequívocas al gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva sobre modificaciones temporarias en la legislación brasileña. Sin embargo, cuando Rousseff asumió, la mandataria puso reparos a las exigencias, avisando que no iba a aceptar conceder superpoderes a la entidad, ni supender derechos de los brasileños en nombre del Mundial. Esta posición desató las presiones sobre Silva que aportaron a su dimisión. Ahora, pareciera que la Fifa y el gobierno de Rousseff acercan posiciones para avanzar en la concreción de la competencia. Durante la visita de Valcke, acompañado por el asesor del COL (Comité de Organización Local), el astro Ronaldo y el nuevo ministro de Deporte, Aldo Rebelo, realizaron un balance de los avances de las obras. En tal sentido, Valcke afirmó: “Todos esos asuntos se debaten, y con toda certeza se alcanzará un acuerdo, pues sólo quedan por resolver cuestiones cosméticas”. A su vez, Rebelo confirmó el compromiso del gobierno de Rousseff con la cita planetaria, por el cual sostuvo que “no se medirán esfuerzos para realizar un gran mundial”. Y envalentonado, Ronaldo sentenció que demostrarán no sólo que son “los mejores en fútbol, sino también como organizadores”. Los detalles “cosméticos” son diferencias que mantienen Brasil y la Fifa sobre algunos asuntos polémicos, como las exenciones tributarias a auspiciantes o, especialmente, el concerniente a la venta de bebidas alcoholicas en los estadios, prohibida por ley en el país –conforme al “Estatuto del Hincha”–. En este punto, la Fifa no quiere ceder, porque uno de los principales patrocinantes de la Copa del Mundo es una marca de cerveza, Budweiser, del grupo belga-brasileño InBev. Este auspiciante aporta a los mundiales desde 1986, implicando unos 25 millones de dólares, por la concesión de exclusividad de venta. La Ley que a partir de febrero debatirá el Congreso brasileño podría habilitar la comercialización. Quien salió a poner palos en la rueda fue otro astro, el ahora diputado y ex jugador Romario, que despechado porque lo excluyeron de la agenda con Valcke, sostuvo que la Ley de la Copa 2014 no saldría aprobada entes de marzo. Cabe señalar, que Romario había organizado una reunión con parlamentarios y el representante de FIFA, desactivada por un ministro que no develó el nombre. Así, disparó su artillería y dijo: “Estoy comenzando a creer que el propio gobierno brasileño no quiere decidirse sobre el proyecto de Ley General de la Copa (…) la FIFA ya entendió que hay cosas que serán modificadas. Pero ahora es el gobierno de Brasil que no quiere sentarse a discutir los cambios”. Lo que si avanzan son las obras, y es que en pleno año electoral, el Mundial de Fútbol se desarrollará en 12 importantes ciudades de Brasil, que representan el 25% de los votantes, en capitales donde gobierna el PT (Recife y Fortaleza) o municipios conducidos por aliados (Brasilia, Belo Horizonte, Curitiba, Río de Janeiro, Porto Alegre, Manaos y Cuiabá). Incluso en los gobernados por la oposición (Curitiba y Salvador) o críticos (San Pablo y Natal) las inversiones pasan a ser una variable clave en adhesiones locales. Así, Dilma puede hacer “jogo bonito” de cara a las elecciones municipales.

Promedio: 5 (1 voto)
Seguinos en Twitter
Print preview icon

Otras notas

  • Cada vez que Brasil se vuelve temprano a casa en un Mundial, inexorablemente todas las culpas suelen caer en el villano de turno. En esta ocasión, ese galardón le cayó al volante central Felipe Melo, quien se convirtió en el primer jugador brasileño que mete un gol en contra en un mundial, más allá de que la Fifa se lo haya otorgado al volante holandés Sneijder. Además, fue expulsado por pisotear a Arjen Robben. “Es un momento difícil, tal vez el más complicado de mi vida. No conseguimos ganar, es mi primera derrota con la selección brasileña”, sostuvo Melo.

  • Desde la caída de Antonio Palocci, Jefe de la Casa Civil acusado de enriquecimiento ilícito, y de Alfredo Nascimiento, Ministro de Transporte denunciado por corrupción, el gobierno de Dilma Rousseff se sumergió en una tormenta política que aún tiene que sortear. Paralelo a las acusaciones y operaciones de opositores, periodistas y lobbistas, que buscan rédito de cada crisis, las corporaciones avanzan sobre el gabinete poniendo bajo la lupa a varios ministros (de hecho cuestionan a Pedro Novas –Turismo–, Ana de Hollanda –Cultura– o Afonso Florence –Desarrollo Agrario–, entre otros).

  • Con una finta digna de un crack de fútbol de la selección verdeamarelha, el presidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva eludió la marca de la Justicia Electoral –quien lo multó seis veces por hacer proselitismo en favor de la candidata presidencial oficialista Dilma Rousseff– y anunció que sólo ejercerá como Jefe de Estado hasta las seis de la tarde. El resto de las horas, de acá a los comicios del 3 de octubre, lo dedicará exclusivamente a oficiar de maestro de ceremonias en cada acto y mitin del PT.

  • El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva padece un cáncer maligno de laringe según un comunicado oficial brindado ayer por el Hospital Sirio Libanés de San Pablo. “El ex presidente fue sometido a exámenes y se le ha diagnosticado un tumor localizado en la laringe. Lula se encuentra bien y deberá realizar el tratamiento de quimioterapia en régimen ambulatorio”, confirmó el centro médico paulista el sábado por la mañana y segundos después la noticia de alto impacto recorrió los portales electrónicos de los principales diarios del vecino país.

  • Las tensiones que vive el gobierno de Dilma Rousseff, abren un interrogante sobre los nuevos lineamientos que tomará la gestión. Desde la derrota parlamentaria por el Código Forestal a la salida de Antonio Palocci, la mandataria brasileña redefine sus relaciones con aliados y oposición. Estos nuevos acuerdos perfilan un juego político distinto, que van más allá de un estilo propio diferente a su antecesor. Este diálogo con la oposición abre críticas por parte de aliados, algo que la presidenta intenta contrarrestar con políticas desarrollistas.

  • Falso perfil. Batista rifó su credibilidad y llamó a Tévez.

No hay comentarios:

Facebook hazte Fan

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Entradas populares

Blogs

Mi lista de blogs

Fotos que miran