sábado, 18 de junio de 2011

En los Balcanes de un conflicto


Escrito por Por Gretel Müller, Ana Valeria Sarra y Lucía Ferro.    Viernes, 17 de Junio de 2011 16:06   
En los Balcanes de un conflicto
Share
BalcanesLas tensiones entre Afganistán, Pakistán e India se acentuaron tras el reciente asesinato de Osama Bin Laden, las revueltas populares en territorios árabes y la promesa de la retirada de las tropas norteamericanas. Los principales conflictos se generaron alrededor de las alianzas con las potencias mundiales, la amenaza del crecimiento de los ataques terroristas y el desarrollo de la actividad nuclear en la región.

La relación entre Estados Unidos, Pakistán y Afganistán no siempre fue conflictiva. Antes de inciarse la guerra contra el terrorismo, tras el atentado contra las Torres Gemelas en septiembre del 2001, los negociados  con los taliban -régimen político de procedencia islámica radicalizada- abundaban. Durante el gobierno de Bill Clinton (1993-2001) eran varias las empresas norteamericanas que tenían inversiones allí.

La historia  de la conformación política histórica en estos países muestra que siempre fue un territorio inestable. La zona perteneció a las colonias británicas hasta el siglo pasado, y su progresiva independencia se vio afectada por ataques soviéticos que se sucedieron durante el período de la Guerra Fría. En esa época, Estados Unidos fue un claro apoyo para la defensa de la región.

Ricardo Romero, politólogo y profesor en el Colegio Nacional de Buenos Aires, explica: "La zona de Asia Central se fue reconfigurando desde la caída de la Unión Soviética, no sólo por el nuevo escenario post comunismo, sino también en el ámbito de la economía". En este sentido, afirma que "las alianzas cruzadas entre las potencias, como Estados Unidos, la Unión Soviética y China con Afganistán, Pakistan e India, cambiaron tanto por los pesos estratégicos como por sus vínculos
económicos". Por otro lado, cabe destacar que son países artificiales de una base política influenciada por organizaciones islámicas radicales.

La organización terrorista Al Qaeda es un movimiento político no tradicional que nunca se propuso tomar el poder en un país, sino crear una red que se pudiera insertar en la región para poder llevar adelante sus negociados y ataques. Iván Petrella, politólogo y docente de la Universidad de Miami, remarca al respectó: "Esta red tiene una convicción sobre como deberían vivir las personas  y su estructura es tan independiente que por más que un miembro fundamental muera, seguirá funcionando". Si bien Estados Unidos se plantó como su principal enemigo, la mayoría de los ataques de Al Qaeda se producen en territorios islámicos.

Osama Bin Laden, el ex líder de esta organización que fue asesinado por fuerzas norteamericanas en Pakistán recientemente, no fue un producto de esta región, sino que encontró refugio en Afganistán y trató de desarrollar su red desde allí. Según analiza Pedro Brieger, sociólogo y titular de la Cátedra de Medio Oriente en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, "los problemas internos que atraviesa hoy Afganistán siguen teniendo como factor central y político a los taliban, principalmente porque el régimen no fue derrocado por los afganos sino por los norteamericanos". A partir de las discusiones que actualmente se mantienen en Washington sobre la retirada de las tropas estadounidenses en Afganistán,  las políticas occidentales frente a Asia Índico cambiaron drásticamente. Tras la muerte de Bin Laden, cambió el contexto y se evalúa un viraje de los despliegues de los ejércitos norteamericanos, especialmente por los costos de la operación en la región: unos cien mil efectos con un costo anual de 10 billones de dólares. "El terror que siembra Estados Unidos sobre Al Qaeda sirve como pantalla ideológica y retórica para tener una intervención sobre esta región", indica Brieger.

En un artículo publicado en la revista norteamericana The Nation Magazine, de orientación de centroizquierda, titulado Have we forgotten how to end wars?, la periodista Laura Flanders interpela a la sociedad estadounidense. "El criticar matanzas se volvió un tabú e incluso los progresistas que se manifestaban en contra de Bush en su momento, celebraron un asesinato sin juicio", argumenta. La presión ejercida por varios grupos progresistas para que se retiren los ejércitos la región pone en jaque al gobierno de Barack Obama, quien desde su asunción lo prometió. De todas formas el programa que se discute en la Casa Blanca propone una desocupación que iniciaría en julio de este año y finalizaría en 2014. Las tensiones que esta situación genera en la zona se ven atravesadas tanto por la incertidumbre económica como por los conflictos bélicos insurgentes.

El área que va desde los Montes Urales, considerados una frontera natural entre Asia y Europa, hasta las costas de China, es un territorio clave en la economía mundial. Su precio cambió estratégicamente en contraste con la nueva conformación de las potencias mundiales, teniendo en cuenta la teoría de los futuros países emergentes llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Estos tienen en común su extenso territorio de casi 38.5 millones km² que les proporciona dimensiones estratégicas y una extraordinaria cantidad de recursos naturales, incluso en los últimos años las cifras de su PBI y su participación en el comercio mundial crecieron en demasía, lo que los hace atractivos como destino de inversiones. Romero señala: "Estados Unidos tomó el caso Bin Laden para tener una presencia en la región y poder compensar su interés geoestratégico con los costos económicos y políticos que implica mantenerse allí".

La presencia tanto de Rusia como China, que mantienen disponibilidad de tropas, denota una alerta en el conflicto por las áreas. Tal es el caso de Cachemira, zona disputada históricamente entre Pakistán e India. El ex secretario de estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, afirmó hace unas semanas en una entrevista realizada para el diario británico conservador Financial Times, que "la presencia de Al Qaeda en territorio afgano es el menor de los problemas tener en cuenta en la región" e incluso advirtió que "una posible insurgencia del régimen Talibán podría ser el factor de un conflicto armado aún mayor".

En la región, se pueden ver dos bloques bien definidos, sobre todo teniendo en cuenta los negociados que existen por centros nucleares entre Nueva Delhi (India) y Washington (EE.UU), por un lado, y Pekín (China) e Islamabad (Pakistán) por otro.
China manifestó su intención de tener un rol activo en la zona, de hecho le brindó a Pakistán un apoyo militar importante. Estas acciones probablemente ayuden a la estabilización de estos territorios.

Los esquemas de persecución que sufrió Al Qaeda, seguido del asesinato de su líder, hacen pensar que no tendría capacidad de llevar a cabo ataques como lo fue el atentado del 11 de septiembre en Nueva York. En ese sentido, según Romero la posibilidad de que un hecho como el atentado de Bombay, India en 2008 vuelva a ocurrir es ínfima. De todas formas, y como declara Petrella, "todavía no es factible hablar sobre una guerra entre los países de esta región".

En un discutido ensayo publicado luego de la caída del muro de Berlín (1989), Samuel Philips Huntington sostiene que los conflictos serían por el choque de civilizaciones. Continuando con este debate, Brieger opinó que "los conflictos sociales de la región tiene que ver con el tema de los recursos naturales" y que "separar al Islam en una civilización es algo erróneo ya que el mundo árabe tienen varias creecias muy dispares entre sí". Es indispensable pensar la conformación del panorama global desde una perspectiva económica y política para comprender la intervención de estos paises más allá de las diferencias ideológicas, teólogicas y filosóficas. 


Por Gretel Müller

Pedro Brieger, analista político y titular de la Cátedra de Medio Oriente de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA: "Estados Unidos todavía está en Afganistán y no veo retirada próxima"

¿Qué representa para Afganistán la retirada de las tropas norteamericanas que el presidente Barak Obama prometió iniciar en julio de este año?
Estados Unidos todavía está en Afganistán y no veo retirada próxima. Por ejemplo, en Irak cuando dijeron que se retiraban y dejaron 150 mil soldados para un supuesto funcionamiento y no en calidad de combate implica, a mi juicio, una ocupación. En el caso de Afganistán, que ni siquiera tiene un Estado central, la retirada es incluso más compleja.

¿Y el reciente asesinato de Osama Bin Laden?
No mucho. Bin Laden no era un producto de la región, él encontró refugio en Afganistán y trató de desarrollar su red desde allí con el cobijo de los taliban. En realidad, el gran problema tanto de Afganistán como de Pakistán tiene que ver con su historia porque fueron dos países creados artificialmente donde existen diferentes grupos étnicos y religiosos distribuidos en ambos lados de la frontera. El régimen taliban, que gobernó Afganistán hasta comienzos de la guerra en 2001, tenía una interpretación muy radical del Islam que incluso los llevó a aislarse del resto del mundo islámico. Ellos no eran antinorteamericanos, por eso hicieron negocios con Estados Unidos durante los noventa. El problema tomó otras características cuando Bin Laden se instaló ahí. Hoy los conflictos internos en Afganistán siguen teniendo como factor central político al régimen taliban. Entre otras cosas porque el régimen de los talinbanes no fue derrocado por los afganos sino por los norteamericanos, hubiese sido diferente si hubiesen sido derrocados por una revuelta popular afgana.

¿Cree que Al Qaeda continúe representando una amenaza para Occidente?
Cualquiera puede organizar un antentado y decir que es Al Qaeda. Es un movimiento político no tradicional, nunca se propuso tomar el poder en un país. Si bien es cierto que hubo problemas con Arabia Saudi, lo que siempre buscó esta red es el ataque a los Estados Unidos. Principalmente creo que si las políticas norteamericanas continúan ocupando Aganistán y matando civiles en su territorio diariamente va a haber probablemente nuevos atentados.

¿Qué efectos generan en la región los recientes levantamientos populares en en mundo árabe?
Las revueltas del mundo árabe cambian en gran medida esta situación. Porque ahora estos levantamientos tienen un objetivo muy claro que es derrocar a sus gobiernos, pueden expresarse movilizarse, antes no podían. Frente a la gran forestación muchos podían volcarse sectores los radicales. Esto, el desarrollo de redes radicales afines a la ideología de Al Qaeda se ve en la Franja de Gaza y tiene que ver con la frustración de los palestinos en no poder avanzar en un procesos de paz de y conseguir levantar el bloqueo de Israel.


Por Ana Valeria Sarra


Iván Petrella, licenciado en Relaciones Internacionales en la Universidad de Georgetown y profesor de filosofía y religión en la Universidad de Miami: "Estados Unidos tiene un permiso tácito con India sobre los centros nucleares"

¿Cómo cambió la situación en la región luego de la muerte de Osama Bin Laden?
La muerte de Bin Laden, al producirse en territorio pakistaní, incrementó las dudas sobre los lazos entre el estado y la organización. Afganistán piensa que los lazos entre Pakistán y Al Qaeda son reales. Sin embargo, esto sigue siendo una incógnita. Por otro lado, y a pesar del conflicto entre India y Pakistán en la zona de Cachemira por el atentado de 2008 en Bombay, India reconoce que Pakistán no tiene el control de esta red terrorista.

¿Cómo está la situación económica en Pakistán?
Estados Unidos se está replanteando la ayuda financiera que le brinda a Pakistán, ya que los pakistaníes poseen grandes amistades desde hace 60 años con China, un país que está en constante crecimiento y forma parte del BRICS. De hecho, China le dio a Pakistán una gran cantidad de armamento militar. Hay una gran puja global entre Estados Unidos y los estados de esa región por los intereses que están en juego.

Teniendo en cuenta la relación Estados Unidos e India, ¿cree que exista algún negociado por centros nucleares?
Estados Unidos tiene un permiso tácito con India sobre los centros nucleares. Hay una gran afinidad entre estos dos estados dado que India es la democracia más grande del mundo, y ambos son países multireligiosos.

¿Es posible que se desate una guerra en la zona?
India y Pakistán poseen bombas atómicas, que son históricamente repugnantes por matar tantas vidas inocentes. Por miedo al redoble de la apuesta, probablemente la guerra nunca comience.


Por Lucía Ferro


Ricardo Romero, politólogo y profesor en el Colegio Nacional de Buenos Aires: "El interés de Estados Unidos en la región puede tensionar la relación Pakistán e India"

¿Que representa para la región la retirada de las tropas en Afganistán que Barack Obama prometió para julio?
Tras la muerte de Osama Bin Laden, cambia el contexto y se prefigura una reevaluación en los despliegues de las tropas norteamericanas en Afganistán, especialmente por los costos que tiene la operación en la región. Unos cien mil efectos con un costo anual de 10 billones de dólares anuales.

¿Cómo quedan configuradas las alianzas?
Las alianzas cruzadas entre potencias como Estados Unidos, URSS y China con Afganistán, Pakistán e India cambiaron tanto por los pesos geoestratégicos como por sus vínculos económicos. Porque son países que tienen un nuevo vínculo económico en el marco de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Sabemos que tanto Rusia como China mantienen disponibilidades de tropas y están alertas a disputas  áreas, como Cachemira, que si bien podría tensionar el acercamiento económico entre los países también podrían compensar una relación de alianzas entre Pakistán y China.

¿Cree que Al Qaeda está en condiciones de atacar India como en el 2008?
La muerte de Bin Laden y los esquemas de persecución que sufrió la organización hacen pensar que no tendría capacidad de acciones de magnitud y quedaría reducido a atentados de corto alcance. En ese sentido, es remota la posibilidad de un hecho como India en 2008.

¿Es posible una guerra en estos territorios?
Una guerra es posible, aunque también existen variables cruzadas que van más allá de la nuclear. El vínculo China e India en términos económicos podría ser un catalizador de los conflictos territoriales. Aunque el interés de Estados Unidos en la región puede tensionar la relación Pakistán e India. El panorama es volátil e incierto.

 
Autor de la nota: Por Gretel Müller, Ana Valeria Sarra y Lucía Ferro.

No hay comentarios:

Twitter

Me Gusta Poder y Sociedad

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Blogs

Mi lista de blogs

Fotos que miran