jueves, 26 de mayo de 2016

Golpe institucional en Brasil


Golpe institucional en Brasil
Golpe institucional en Brasil
Ricardo Romero Politólogo UBA-UCES @Richardbsas

Brasil acaba de entrar en un punto de inflexión de su política interna. Con la suspensión de Dilma Rousseff se entra en un nuevo ciclo que desplaza al neodesarrollismo abierto desde 2002 por el regreso de un neoliberalismo que se vuelve a imponer a través de un golpe institucional. Y hablamos de golpe institucional, o “blando” como se está denominando en algunos ambientes, porque no es igual a una toma del gobierno en forma violenta, generalmente encabezado por militares, sino similares a los ascensos del fascismo y el nazismo, que a través de generar ingobernabilidad y se imponen en el poder desde una ofensiva parlamentaria. Sin embargo, cabe aclarar que Brasil no tiene un régimen parlamentario que de mandato de origen al Ejecutivo. Por el contrario, con la Constitución de 1988, los brasileños consagraron la elección directa, consagrando el principio que todo poder emana del pueblo. Como el mandato no surge del Parlamento, éste no puede desplazar al Ejecutivo, porque no se tiene la prerrogativa de convocar a nuevas elecciones parlamentarias. Si bien en el presidencialismo existe el Juicio Político, se necesita haber especificado un delito claro. En Brasil no se vinculó en ningún caso de corrupción a Dilma Rousseff, por el contrario el 60% de los parlamentarios están vinculados a causas deshonestas. Se la acusa de “bicicleta presupuestaria”, porque pagó subsidios sociales con un préstamo en 2014 que pagó en 2015, práctica común en las administraciones brasileñas. De hecho, parte de los decretos que habilitaron la maniobra contable fueron firmados por Michel Temer. Ahora se abre un período de incertidumbre en la política brasileña, porque Temer tiene 180 días para consolidar el golpe institucional. Para eso cuenta con el apoyo del establishment que lo sostendrá en tanto avance con un plan que revierte todas las conquistas logradas durante la gestión petista. En este punto se encuentra el destino de la política en Brasil.
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar
Comentarios
Ricardo Romero
Escribe un comentario...

No hay comentarios:

Twitter

Me Gusta Poder y Sociedad

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Blogs

Mi lista de blogs

Fotos que miran