domingo, 18 de septiembre de 2011

Dilma le tira el guante a Obama

http://sur.elargentino.com/notas/dilma-le-tira-el-guante-obama

Dilma le tira el guante a Obama

Año 4. Edición número 174. Domingo 18 de septiembre de 2011
La presidenta brasileña criticó el monetarismo de la Casa Blanca y reclamó una solución política a la crisis.
Giro histórico. Por primera vez, Dilma Rousseff sale a confrontar con Barack Obama.
Mientras los índices de las Bolsas y del sistema financiero se tambalean, incluso cayendo como fichas de dominó, la Presidenta brasileña salió al cruce de la política monetaria norteamericana. Criticó una medida, que devaluó unilateralmente la divisa, como una respuesta económica a un problema que necesita una solución política. Al respecto la mandataria dijo: “Estados Unidos diseminó dólares por todo el globo, por lo tanto valorizó las monedas de varios países del mundo, entre ellas la de Brasil”, manifestando su enojo y considerando una forma de competencia desleal que amenaza artificialmente la competitividad de los productos brasileños. Y el planteo toma relevancia teniendo presente que Dilma Rousseff hará historia en la próxima 66ª Asamblea General de la ONU, cuando sea la primera mujer en abrir el debate de este epicentro de poder, que además, tendrá como eje de sus deliberaciones la situación de la crisis mundial. Inmediatamente, le seguirá el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, líder del país anfitrión, que, según trascendió, se anotó segundo en el armado de la lista de oradores del Debate General. El próximo 20 de septiembre, Dilma Rousseff y Barack Obama tendrán una reunión bilateral en Nueva York, en el marco de la Asamblea General de la ONU. A su vez, la mandataria se encontrará con el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, y con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, en una reunión en la que el eje central será la crisis global. Una discusión que tuvo como antesala una semana tensa para el viejo continente, donde rondó el fantasma del default de Grecia y su extensión en la eurozona. Dilma Rousseff afirmó que su país hará frente a la crisis económica global, que castiga duramente a las economías desarrolladas, fortaleciendo el mercado interno y apostando a la producción. En su discurso durante la firma de un convenio con el gobierno de San Pablo, para la construcción de un anillo vial en la ciudad paulista, Rousseff reiteró que Brasil está preparado para enfrentar la crisis, la cual, destacó, muestra fuertes posibilidades de llevar a la recesión a Estados Unidos y Europa. “Sabemos que las economías tanto de los Estados Unidos como de Europa están sufriendo un gran estrés y, en la mejor de las hipótesis, quedan estancadas, o en la hipótesis tal vez más realista, entren en recesión”, manifestó. Tal situación “significa que aquella crisis que comenzó en 2008 continúa, a pesar de haber cambiado de forma; no es tan aguda, es más una crisis crónica”, señaló. En ese sentido, destacó que es imposible que cuando una crisis ocurre en países del porte de Estados Unidos y los países de la zona del euro, de alguna manera no afecte al conjunto de los países del mundo. “Pero en Brasil tenemos que tener una claridad muy grande de cuál es la mejor forma de combatirla”, propuso. Combatir la crisis, dijo, “es afirmar la necesidad de que el país continúe invirtiendo en infraestructura; es continuar tomando decisiones (para garantizar) que el país continúe consumiendo, invirtiendo, produciendo su mercado interno y asegurando las condiciones macroeconómicas”, enfatizó. A Obama también le preocupa la inestabilidad internacional, pero, el anuncio del plan de Ley de Empleos de la Casa Blanca no tuvo otro eje que desvalorizar el dólar para promocionar las exportaciones norteamericanas. En definitiva, la política monetaria de los Estados Unidos sigue una línea económica que no favorece a una solución, porque valoriza la moneda europea, encarece sus productos y dificulta su capacidad de exportaciones y acumulación de divisas, punto sobre el que cargó Dilma Rousseff. Y esta crítica la realizó quien hoy es considerada la tercera mujer más poderosa del mundo, según la revista norteamericana Forbes. La mandataria brasileña sostuvo que la eurozona necesita más estímulos fiscales, porque está perdiendo capacidad de consumo, mientras se mostró dispuesta a colaborar con los países europeos a lidiar con su deuda externa. Al respecto, sostuvo a la prensa: “Es necesario que ellos definan la forma en que Brasil participará en el rescate. Nosotros siempre estaremos dispuestos a participar en cualquier esfuerzo internacional”. Y el reto de Rousseff a Obama tiene sustento en el nuevo contrapeso geopolítico que tienen los Brics, esta articulación de países emergentes, que están creciendo al 9% anual y que con sus activos financieros tienen la capacidad de impulsar una política de rescate con la implicancia de un nuevo orden mundial, donde paradójicamente un país basado en el comunismo, China, sería el epicentro de la recuperación del capitalismo mundial, junto a Brasil, Sudáfrica y Rusia. Incluso, la nueva directora del FMI, Christine Lagarde, consideró como “un desarrollo interesante” la ayuda de los Brics a la eurocrisis, que se da como prevención a una devaluación del euro, que provocaría una reducción de la demanda de ese continente. Con esta acción, un nuevo orden comienza a funcionar, y Brasil es el puente por el cual la Unasur se puede acoplar a un nuevo esquema internacional.

Promedio: 5 (3 voto

OTRAS NOTAS

  • La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, realizó su tercer viaje internacional. Esta vez, el destino fue China, los anteriores habían sido Argentina y Portugal. Estuvo acompañada por los Ministros Antonio Patriota (Relaciones Exteriores), Fernando Pimentel (Desarrollo, Industria y Comercio), Aloizio Mercadante (Ciencia y Tecnología) y Edison Lobao (Minas y Energía); además del gobernador de Bahía, Jaques Wagner, y una comitiva de unos 250 empresarios.
  • La semana que viene, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, visitará Brasil acompañado de la primera dama Michelle y de sus hijas, Saha y Malia. Estará el 19 en Brasilia y el 20 en Río de Janeiro, con una programación aún no confirmada pero que prevé la visita a la favela “pacificada”, un chapuzón en una playa carioca y una cena íntima con Dilma Rousseff.
  • Tanto el gobierno de Inácio Lula da Silva como el de Dilma Rousseff tuvieron un esquema cruzado de política monetaria ortodoxa y fiscal expansiva, una línea económica que presentan como “desarrollismo monetarista”, y que durante casi una década sustentó el crecimiento, incluso. Sin embargo, la constante valorización del Real, que en julio alcanzó 1,52 $R por cada U$S –por debajo de la última cotización más alta alcanzada el 19 de enero de 1999 que fue de 1,55 por dólar–, encendieron las luces de alerta del tablero económico.
  • Tener un impago o una rebaja importante de la calificación asignada a Estados Unidos sería algo muy, muy, muy grave. No sólo para Estados Unidos sino para la economía mundial en general”, advirtió la flamante directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagard. El director del Banco Mundial, Robert Zoellick, dijo por su parte que Estados Unidos estaba “jugando con fuego”. Las Bolsas y entidades financieras de medio mundo están pendientes de lo que suceda entre hoy mañana en Estados Unidos.
  • El real brasileño se depreció el último viernes un 1 por ciento frente al dólar y acumula una caída del 2,68 por ciento desde el miércoles, cuando el Banco Central de Brasil redujo la tasa de interés de referencia para neutralizar la apreciación de su moneda. Además, esta devaluación empalmó con una caída de 2,73 por ciento en la Bolsa de San Pablo y la difusión de datos oficiales sobre la desaceleración de la economía del país vecino en el segundo trimestre del año.
  • El posible default norteamericano y las consecuencias para la región fue el eje principal de lo debatido en la cumbre extraordinaria de la Unasur desarrollada en Lima, a la postre de la asunción presidencial 0de Ollanta Humala. Paradójico y copernicano, el mitin raudo y touch and go de los presidentes sudamericanos –donde participó la Jefa de Estado argentina, Cristina Fernández– discutió esta vez cómo sortear la crisis del norte y preservar la estabilidad económica del sur, un hecho inaudito en la historia política interamericana.

No hay comentarios:

Facebook hazte Fan

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Entradas populares

Blogs

Mi lista de blogs