domingo, 27 de junio de 2010

G20 y regulación financiera

¿Regular para qué?

Ricardo Romero. Prof. Economía Política

Colegio Nacional de Buenos Aires


La crisis financiera internacional desplaza su efecto domino sobre las economías europeas, y coloca en la agenda del G20 el diseño de medidas regulatorias que permitan reducir los efectos de los ortodoxos ajustes fiscales que aplican los gobiernos del viejo continente para salir de la recesión. Si bien estas políticas quizás profundicen la retracción de la producción, por falta de demanda agregada como sostenía Keynes, es interesante que se coloque como problema la regulación del capital financiero. Y si tomamos la misma obra del economista inglés podremos ver que citaba a un colega germano-argentino, Silvio Gesell, para alertar sobre los efectos especulativos de la tasa de interés.

Este tema fue retomado por James Tobin durante la crisis del acuerdo de Bretton Woods, quien propuso que el FMI cobre tasa a los movimientos especulativos de capital para utilizar como salvataje a los balances de pago. Posteriormente, esta idea fue repensada por Ignacio Ramonet, quien lo proponía para programas de desarrollo económico a países pobres. Pero volviendo a nuestro compatriota Silvio Gesell, existe una relación contrapuesta entre tasa de interés y de crecimiento, cuando cae la producción la renta financiera crece y viceversa, porque la especulación es mayor en momentos de incertidumbre. Por ende, esta reflexión debería alertar a los representantes del G20 que quieren usar las regulaciones para sostener al capital financiero sin generar políticas que reactiven la economía.

En contrapartida, es interesante sumar el aporte de otro argentino, Julio Olivera, que alienta a focalizar los problemas económicos en el crecimiento de la producción, para reducir los efectos financieros, especialmente los especulativos. De hecho, podrían tomar como ejemplo a los países latinoamericanos que salieron de sus crisis con políticas activas y concentraron reservas que le permitieron enfrentar el adverso panorama internacional sin acudir a recortes fiscales, punto necesario para poner en debate en la mesa de los dueños de la economía mundial.

lunes, 14 de junio de 2010

Otra voz en el Partido Socialista. Ricardo Romero

Balance de la elección

El Partido Socialista por primera vez en su vida de reunificación ha tenido una interna para dirimir la conducción partidaria. Y a manera de balance podemos ver que la contienda convoca a pensar normativas que garanticen la transparencia en las internas partidarias. Es urgente depurar padrones, generar pautas para un codigo electoral e incluso una entidad que garantice neutralidad de las elecciones.
Independientemente del marco en el que se desarrollaron los comicios, el objetivo del oficialismo era invisibilizar y excluir cualquier alternativa. Por eso, en los distritos chicos se marca una paridad, en los distritos clave, con desarrollo partidario, tuvieron que recurrir al vuelco de urna para reducir la presencia de Unidad Socialista, como en Santa Fe y Ciudad de Buenos Aires, cabe como ejemplo que el 50% de los cinco mil votos se concentraron en dos de las 15 Comunas. Y
donde su derrota era decisiva recurrieron sin escrupulos al fraude mas escandaloso, manipulando el padron, los lugares y los centros de votación.
Todo esto no impidió que exista otra voz que, por ahora en minoría, seguirá trabajando para que el partido sea una expresión de las luchas sociales y populares, construyendo una propuesta de manera democrática plural y participativa. En ese camino, seguimos trabajando.

--
Enviado desde mi dispositivo móvil

Ricardo Romero
Politólogo UBA/UNSAM
www.ricardoromeroweb.com.ar

viernes, 11 de junio de 2010

Porque voto Unidad Socialista.

Los socialistas decidimos qué proyecto

 

Ricardo Romero

Red Socialista Alfredo Palacios

En la Unidad Socialista

 

A lo largo de la semana, la ciudadanía argentina leyó en los diarios el ida y vuelta de las irregularidades en las elecciones del Partido Socialista. Más allá que la justicia intervino, y subsanó algunas, otras persisten, aunque ahora resta afrontar el acto eleccionario y tratar de expresar en lo posible las posiciones. Por eso resulta oportuno analizar los modelos que confrontan.

Tenemos por un lado el oficialismo partidario, que expone la gestión de Rosario y la gobernación de Santa Fe como modelos de administración, sin embargo, a la hora de definir políticas, se alinean con los intereses concentrados, votando con Cobos, De Narváez o Reutemann (como el rechazo a la 125 o la asignación de comisiones parlamentarias), incluso participando de negociados locales, como Julián D`Angelo en Ciudad que le vota a Macri sus negocios inmobiliarios e impositivos. Ese partido aliado a la derecha, sin debates ni participación, no me parece una propuesta socialista.

Por suerte existe una alternativa, que articula con sectores progresistas, como Sabbatella o de Izquierda como Heller; que realiza propuestas como el aborto legal y la reforma financiera; que vota cambios en la legislación como el matrimonio de personas del mismo sexo o la Ley de Medios Audiovisuales; que acompaña políticas como la reestatización jubilatoria o Aerolíneas; que rechaza medidas que no esta de acuerdo, como la Ley Electoral; ese es un partido que promueve y construye el socialismo.

Toda esta política desarrollada por los compañeros Jorge Rivas y Ariel Basteiro en el parlamento y Oscar González en el gobierno nacional, es acompañada desde diversos lugares de gestión y de trabajo de base, por militantes que queremos seguir avanzando en un socialista plural, democrático y participativo. Por eso, este domingo sin duda vamos a votar a Unidad Socialista.

 

sábado, 5 de junio de 2010

Fraude en el Socialismo

Fraude en marcha en el socialismo

Ricardo Romero
Red Socialista Alfredo Palacios
Unidad Socialista
Socialismo Porteño

El Partido Socialista convoca a sus afiliados el 13 de junio a elegir
a su conducción nacional. Lo que podría se una oportunidad para
debatir y definir su política a través de una practica democrática se
ve crispada por las maniobras autoritarias y sectarias de la actual
dirección encabezada por Giustiniani.
Triste contrapunto para el socialismo viene desarrollando gestiones
participativas en los gobiernos de Rosario, desde hace dos décadas, y
Santa Fe, en la gobernación desde el 2007, pero por el contrario al
interior del partido, se imponen las posiciones a través de la
intervención de los distritos o con artilugios para condicionar la
transparencia de sus elecciones.
Todo esto provoca que la vida partidaria este reducida a un
funcionamiento burocrático, centralizado y personalizado que centran
la política del partido en confluir con la derecha sin permitir
disidencias.
Por eso, para evitar que se exprese una propuesta de articulación en
defensa de políticas progresistas y alianza con sectores populares, es
que el oficialismo partidario recurre a acciones fraudulentas que
condicionan el acto eleccionario.
Partiendo de la sanción de una carta orgánica excluyente, limitando el
debate de ideas, no conforme, se depura de librepensadores el padrón
de afiliados/as, pero se dejan muertos, por eso se apresuraron a bajar
Susana Rinaldi, entre muchos mas, pero dejaron al compañero Ernesto
Jaimovich, lo querían mucho...
No solo eso, disponen la disgregación de mesas, para imposibilitar la
fiscalización y volcar votos sin control. Y con un lenguaje mafioso se
nombran solo varones como autoridades de mesa, digamos que para darle
fuerza a la volcada.
Ante esta situación, lamentablemente condiciona el desarrollo mismo de
la elección y colocan al socialismo ante la realización de un
fenomenal fraude. Seria interesante que Hermes Binner se pronuncie al
respecto y tome posición ante esta situación, con la grandeza que
hubieran tenido Justo, Palacios, Boero o Bravo, creadores y
precursores de este partido. Tendrá esa grandeza?.

--
Enviado desde mi dispositivo móvil

Ricardo Romero
Politólogo UBA/UNSAM
www.ricardoromeroweb.com.ar

Facebook hazte Fan

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Entradas populares

Blogs

Mi lista de blogs

Fotos que miran